¿Por qué drenar un absceso dental en casa es una mala idea?

Un absceso dental seguramente te trajo hasta aquí. Pero puedes estar tranquilo(a), porque encontrarás todo lo que debes saber acerca de los abscesos, también llamado flemón dental. Y te diré por qué es una mala idea intentar explotarlo en casa.

drenar absceso dental casa

A mi consulta llegan constantemente pacientes con infecciones dentales. Muchos de ellos me hacen la misma pregunta: “¿Hay que pinchar el flemón? De hecho, la imagen principal de esta entrada es de un paciente que hace poco vino a consulta con un flemón bastante grande y listo para ser reventado. Pero drenarlo lleva su maña. No es hacerlo y ya está. Hay que tener muchas cosas en cuenta. Algunas las veremos más adelante.

¿Qué es un flemón dental?

El flemón dental es una inflamación de la encía y el hueso que rodea al diente causada por una infección bacteriana.

Las bacterias se alojan en los tejidos que están junto al diente y comienzan a reproducirse. Esta reproducción bacteriana hace que los tejidos se destruyan y se produzca una respuesta del organismo para combatirla.

¿Cuáles son las causas del flemón dental?

  • Caries dentales sin tratamiento
  • Enfermedades de las encías
  • Golpes en los dientes

Principales síntomas y signos del flemón dental

Los síntomas del flemón son el dolor al masticar, la encía puede hincharse producto de la acumulación de pus, la persona puede presentar fiebre, mal aliento, dolor cuando se toca la zona inflamada de la cara; la cual podría verse un poco hinchada.

¿Cómo curar un absceso dental?

Antibióticos

El arma principal para combatir el flemón son los antibióticos. Sin estos sería muy difícil curarlos. Ahora bien, el tratamiento es mucho más que eso. Consta de varias pautas para que sea más efectivo.

Ya vimos que lo primero son los antibióticos. Los de elección son las penicilinas. Estas son más eficaces para la infección dental porque las bacterias casi siempre son las mismas y son sensibles a las penicilinas.

Debes tener en cuenta que algunas personas son alérgicas a las penicilinas. Por lo que te recomiendo consultar a un odontólogo o médico antes de comenzar a usar algún medicamento.

Curiosidad: La penicilina fue descubierta en el año 1928 por el científico Alexander Fleming.

Analgésicos y antipiréticos

Lo siguiente que vamos a utilizar para curar un absceso, que en realidad no lo cura, sino ayuda a disminuir los síntomas, son los analgésicos. Estos mitigan el dolor y pueden quitar la fiebre si es que está presente.

Alimentación adecuada

Cabe recordar que cuando estás enfermo necesitas aún más estar bien alimentado. Una dieta rica en vitaminas y minerales ayuda  a mejorar tu estado de salud. Aunque sé que es difícil comer por el dolor que causa el masticar con el absceso. Debes hacer un esfuerzo grande.

Aplicar calor

Otra acción que realizamos y que te puede sorprender, es usar el calor como parte del tratamiento. El calor tiene varias funciones. La primera es la vasodilatación (las venas aumentan su grosor) que va a permitir que mayor cantidad de sangre llegue al lugar y que, por consecuencia, más antibiótico llegue.  La otra función importante del uso del calor en los flemones es la acumulación del pus en un solo lugar. Esto facilita luego pinchar el flemon y que todo el pus salga.

El calor se va a usar, digamos, de manera interna y externa. Es decir, mediante buches de agua tibia con sal y con bolsas tibias por fuera de la cara.

Pinchar o drenar el flemón, ¿Por qué no debemos hacerlo en casa?

Drenar el flemón es un paso importante en el tratamiento. Pero antes se debe valorar si el flemón se puede drenar o no. Esto lo decidimos al ver si el pus está acumulado en un solo lugar formando una pelota más o menos blanda. Si es así, entonces el flemón se debe reventar para que todo ese líquido salga. Si no, hay que esperar a que el antibiótico y el calor colocado en la zona hagan su trabajo.

Para hacerlo correctamente, se debe utilizar instrumental estéril(libre de bacterias y otros microorganismos). Cosa que difícilmente tengamos en casa. Por eso debemos acudir siempre a un Odontólogo para drenarlo. Además, es recomendable que por lo menos hayan pasado 24 horas después de comenzar a tomar los antibióticos. Así se evita que la infección se agrave.

Para drenar un absceso dental en casa necesitarías de condiciones que generalmente no posee una persona “normal”. Por eso te va a hacer casi imposible resolverlo por tu cuenta. Necesitas instrumentos, guantes estériles, apósitos… y un largo etcétera. Además necesitarias lo más importante: el conocimiento y la práctica.

Además un flemón dental puede complicarse y convertirse en una celulitis facial. La celulitis es una enfermedad grave que puede poner en peligro la vida. Por eso es importante actuar rápido y hacerlo bien. Aquí te dejo un video explicativo de una de las complicaciones de la celulitis facial y en general de todas las infecciones orales, incluyendo el flemón dental.

Espero te haya servido este post. Si así fue, compártelo en las redes sociales. Tal vez le sea útil a otra persona y no olvides dejar tu comentario con tus dudas u opiniones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te cuesta trabajo sonreír? ¡Suscríbete a mi Blog!

Conseguirás excelentes consejos y trucos para mejorar tu salud bucal.